Acerca de Nicky Ferrari:

Nacida en 1979 en Guadalajara, esta dama de sangre azteca y tapatía, es más que una MILF.

Hablar de Nicky Ferrari es hablar de los inicios de la industria del porno en México. Como cuenta el mismo productor Fernando Deida, creador de Sexmex, que en los inicios de la industria que él fundó, todas las actrices usaban antifaz, para no ser reconocidas. La primera valiente en mostrar el rostro, sin antifaz, junto con todos sus atributos fue, nada más y nada menos que, Nicky Ferrari. Por tal razón, no es de extrañar que cuando se habla de porno a la mexicana de inmediato en la conversación salga a relucir el nombre de la Ferrari.

Potencia y elegancia: Nicky Ferrari

Nicky le hace honor a su apellido artístico, tal como los coches deportivos del caballito, ella es la personificación de la elegancia y la potencia de los bólidos.

Esta dama es la responsable de muchos de nuestros suspiros y la dueña de muchas de nuestras fantasías. Ella logra todo eso con facilidad gracias a su escultural figura, sus pechos de copa grande, y su actitud de hembra recia.

Es que ella siempre sabrá pisar nuestro acelerador y llevarnos de 0 a 100 en lo que tardamos en decir su nombre de tan solo dos silabas: Nicky.

Algo que también nos enciende de la señora Ferrari es que, tanto dentro como fuera del porno, todo lo hace bien y, a lo grande.
Para muestra su propia vida:

Dejó su trabajo como contadora, fundó su propia web porno, se hizo empresaria especializada en artículos para charros (entre sus clientes charros cuenta con los míticos músicos de la familia Fernández), se fue a los Ángeles California y ahora vive en la meca del cine: Hollywood. Sí, y para tu tranquilidad y la nuestra, está deliciosa MILF aún sigue haciendo lo que más placer nos da.